LOS CHICOS DE LA PESADILLA

Algunas veces los niños se comportan de manera extraña. Sus muecas, miradas inquietantes, expresiones exageradas, burlonas o dramáticas expresan gestos extraviados conducentes a lo irracional, al disparate o la travesura, en un acto de verdadera catarsis.

error: Content is protected !!