PETRIFICADOS

En esta ocasión me he comportado como la gorgona Medusa y he recurrido a la capacidad “apotropeica” que me confiere la cámara para transformar ciertas criaturas en piedra.

Estas piedras erosionadas, con formas evocadoras (objets-trouvés), hablan de criaturas de formas ambiguas y de ciertas acrobacias de la mente. Hablan por sí mismas. “Vagabundeos de la imaginación”, al hallar imágenes en las formas accidentales de algunos objetos naturales extraños y al realizar proyecciones mentales sobre ellas.

“El mito de Decaulión transformando piedras en hombres, y las litofanías, tienen su inversión en las leyendas sobre «petrificación». Se trata, como es fácil de comprender, de los aspectos contrarios y particulares de los movimientos inversos de la evolución y la involución. Petrificar es detener, encerrar. De Medusa Gorgona se decía que con su mirada transformaba a los hombres en piedra. Muchos cuentos folklóricos y leyendas medievales narran similares petrificaciones o encantamientos” (Juan Eduardo Cirlot).

“En la mayoría de las culturas, desde luego, el hallar imágenes en las formas accidentales no pasa de ser una curiosidad en las márgenes del arte… los excursionistas encontrarán piedras de forma animal, y siempre se formarán leyendas sobre la forma humana de ciertas peñas. En todo tiempo objetos naturales con un notable parecido a  cosas familiares han sido coleccionados como lusus naturae y mirados con reverencia… interés por los vagabundeos de la imaginación al hacernos ver caras en las nubes…, que sugieren una extraña presencia” (Gombrich, Ernst H. J.).

error: Content is protected !!