PAISAJES DIVINOS

Si miramos las superficies moteadas de estas rocas y troncos con una visión “sincrética” e intuitiva de la realidad y “desdiferenciada”, como la de los niños, podremos apreciar en ellas algunas pinturas de Jackson Pollock, vistas del planeta tierra desde el espacio exterior o manchas del test de Rorscharch… En todas ellas hay paisajes plagados de escenas y personajes en diferentes actitudes y acciones en los que podremos encontrar nuevas inspiraciones. Es la fuerza de la expectativa, del etcétera, etcétera.

“Tendríais que mirar ciertas paredes manchadas de humedad, o piedras de color desigual. Si tenéis que inventar unos fondos, allí podréis ver la imagen de paisajes divinos, adornadas con montañas, ruinas, rocas, bosques, grandes llanuras, colinas y valles de gran variedad; y luego, también, veréis allí batallas y extrañas figuras en acción violenta, y expresiones de caras y ropajes, y una infinidad de cosas que podréis reducir a sus formas completas y condignas” (Leonardo Da Vinci).

error: Content is protected !!