MEDUSAS

Entre las mil y una maravillas que nos ofrece el mar se encuentran las medusas, de aspecto extraño y muy llamativo, con una morfología circular y simétrica, semejante a una campana o sombrilla. Particularmente, me recuerdan a ciertas lámparas antiguas de Argand o quinqué de vidrio soplado; otras parecen un huevo frito o un postre de caramelo.

Su cuerpo gelatinoso y transparente, que le permite camuflarse y pasar desapercibidas, presenta, a veces, cierto color blanco o con virados al azul o rosa. Sus brazos alargados, cuan cortinas o floridos encajes de tul y sus tentáculos, con miles de células urticantes (en algunas especies), junto a sus movimientos danzantes, hacen de esta criatura un espectáculo fascinante.

error: Content is protected !!