ALPUJARRA GRANADINA

Pueblos al abrigo de Sierra Nevada, donde se retiraron tantos artistas e intelectuales para disfrutar de su tempo relajado, frescura natural y encontrar la inspiración entre casas rústicas de fachadas encaladas, repletas de macetas y con sus cubiertas o “terraos”, pobladas de chimeneas que portan sombreros.

Sus placetas acogedoras con fuentes y pilares se hallan rodeadas de callejuelas estrechas y empinadas, sus característicos pasajes o “tinaos” y las balconadas con vistas inmensas hacia cumbres majestuosas. Y de fondo, la paz envuelta por el sonido del agua que recorre sus huertos y las aves que surcan los vientos.

error: Content is protected !!